a
En el caso del icónico Edificio del Molino, ubicado en la esquina de las Avenidas Rivadavia y Callao, en CABA -referente del Art Nouveau porteño y declarado Monumento Histórico Nacional, presenta estructura metálica, con mampostería de ladrillo como cerramiento y entrepisos de perfilería metálica con bovedilla. Y como novedad tecnológica componentes de hormigón premoldeado. Con un repertorio de materiales de acabado de procedencia europea, como pisos de piedra (mármoles), finos pisos de madera, ornatos pre moldeados de yeso estucados o con toques dorados. El edificio se desarrolla en PB, 5 pisos, Azotea con torre-cúpula accesible, y 3 subsuelos. La confitería histórica se encuentra en la PB y el salón de fiestas en primer piso, el tercer subsuelo se destinaba a depósito de combustible, el segundo subsuelo poseía las cisternas, la sala de máquina y mantenimiento, y el primer subsuelo el área de elaboración de pastelería, productos de confitería y molino harinero. Los pisos del segundo al quinto constan de dos alas, una sobre Rivadavia y otra sobre Callao, con departamentos para renta o habitación de los propietarios.
1904

COMPRAN LA ESQUINA DE RIVADAVIA Y CALLAO

Al año siguiente, trasladan la confitería al local ubicado frente al congreso y comienzan a planificar la compra de los edificios linderos.

ADQUIEREN EL INMUEBLE DE CALLAO 32

1911
1917

COMPRAN RIVADAVIA 1815

- Brenna, que ya se había asociado a su yerno Rocatagliatta, le encarga al arquitecto Francesco Gianotti un edificio que le permita integrar las distintas propiedades que había ido adquiriendo, con el recaudo de hacer la obra sin que fuera necesario interrumpir la atención al público, para lo cual el constructor recurre a piezas premoldeadas de hormigón.

MUERE CAYETANO BRENNA Y RENATO VARESSE SE HACE CARGO DEL NEGOCIO HASTA 1950

momento en que aparece Antonio Armentano, quien a su vez vende el fondo de comercio en 1978.

1938
1978

LOS NUEVOS DUEÑOS PROVOCAN LA QUIEBRA DE LA CONFITERÍA,

que pasa a ser adquirida por los nietos de Brenna, quienes le introducen una serie de mejoras para adecuarla a los nuevos tiempos.

LA CIUDAD DE BUENOS AIRES INCORPORA EL INMUEBLE AL CATÁLOGO DE EDIFICIOS DE VALOR PATRIMONIAL

En 1992, Área de Protección Histórica I, mediante la Ordenanza Número 45.572

1992
1997

LA CONFITERÍA CIERRA SUS PUERTAS

no logra capear la crisis de los noventa y cierra sus puertas en el verano de 1997. El edificio que la albergaba comienza, paulatinamente y sin pausa, a quedar vacío.

ES DECLARADA MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL NACIONAL

EL CONGRESO NACIONAL SANCIONA LA LEY 27.009, QUE DECLARA AL INMUEBLE “DE UTILIDAD PÚBLICA Y SUJETO A EXPROPIACIÓN, POR SU VALOR HISTÓRICO Y CULTURAL”.

2014
2018

SE CONSTITUYE LA COMISIÓN BICAMERAL ADMINISTRADORA DEL EDIFICIO DEL MOLINO Y EL INMUEBLE PASA A ESTAR EN MANOS DEL CONGRESO NACIONAL.

A partir de entonces comienza a trabajar en sus instalaciones un equipo de restauradores